Ideas sobre liderazgo y visión

Se puede concebir el liderazgo como el proceso creativo de sostener visiones vivas. Sin visión no hay claridad en la dirección a seguir, y no hay esperanza en el futuro.
“Sin visión, la gente perece” Proverbios 29:18 (Paráfrasis)
“La visión es una imagen mental clara de un futuro preferible compartido por el líder a sus seguidores y se basa en una comprensión exacta de la organización y de su ambiente actual y futuro. La visión es específica, una declaración detallada de la
dirección y de la unicidad; es estratégica. La visión crea el futuro. Un líder visionario es un agente del cambio. Para que una visión tenga impacto, debe ser compartida. La visión de cada organización debe ser única. La visión desafía a cada uno en una organización.”

Barna, G. The Power of Vision. Ventura, California: Regal, 1984.
La Santa Biblia

La persona detrás de todo esto

La persona detrás de todo esto (Extracto del artículo “Las 3P’s para forjar líderes determinados”. Por Jesus A. Sampedro H.)

Hoy más que nunca, las organizaciones dependen de la(s) persona(s) que esta(n) detrás de ellas dirigiéndolas. El éxito de cualquier emprendimiento o proyecto depende de la capacidad de la persona a cargo. Esta perspectiva impregna a diversas organizaciones incluyendo corporaciones, pymes y organizaciones sin fines de lucro.
El cambio de paradigma desde la persona que sabe “cómo” funciona el negocio hacia la persona “que” mueve el negocio, nunca ha sido tan evidente. Jim Collins, menciona en una entrevista que “la pregunta de “quien?” es la más significativa ahora. Pienso en eso siempre que tomo decisiones, si es referido a quién debo emplear o a quién contratar para renovar mi cocina. Todo depende del “quién”. (Leadership Journal, 2003)
El punto es que la cuestión más apremiante detrás del éxito organizacional recae sobre el liderazgo, y es generalmente la credibilidad de los líderes la que mantiene “funcionando” la maquinaria organizacional; pero más importante aun es que esta misma credibilidad es la que inspira a la gente a lograr cosas más allá de sus propias expectativas.

Leadership Journal (2003). Five Questions for Good to Great author Jim Collins (article) by Helen Lee, guest contributor. Tuesday, August 05, 2003.

Mayor es el que sirve (Historia Interesante- Perspectiva de Liderazgo de Servicio)

Un suboficial estaba dirigiendo las reparaciones de un edificio militar durante la revolución norteamericana. Daba órdenes a gritos a los soldados que tenía bajo su mando tratando de lograr que levantaran una pesada viga de madera. Mientras los soldados luchaban en vano para colocar la viga en su lugar, un hombre que pasaba por allí se detuvo para preguntar al que estaba encargado por qué no ayudaba a los otros hombres. Con toda la pompa de un emperador, el soldado a cargo respondió: «Señor, ¡yo soy un cabo!» «¿De veras? –contestó el que pasaba– no lo sabía.» Luego, quitándose el sombrero y haciendo una reverencia dijo: «Disculpe, cabo.» Entonces el extraño dio unos pasos y se unió a los soldados para ayudarlos a levantar la pesada viga. Cuando el trabajo estuvo terminado se volvió y le dijo al cabo: «Señor, cuando tenga otro trabajo así y no tenga suficientes hombres, envíe a llamar a su Comandante en jefe, y yo vendré a ayudarle por segunda vez.» El cabo se quedó estupefacto. La persona que le hablaba era el general Washington.

ODB (2001) Mayor es el que sirve. Tomado de Internet el 20 de abril de 2008 de www.odb.org

Aproveche sus mejores horas del día

El hábito de aprovechar las mejores horas del día consiste en programar las actividades sobre las cuales tenemos control de acuerdo con el ritmo de nuestra energía personal o según el ciclo de actividad diaria de nuestro entorno laboral o familiar. También es importante en este hábito no permitir el tiempo reactivo en estas horas del día, sino precisamente aprovechar este tiempo e invertirlo de la mejor manera.
Lo apropiado es reservar las actividades importantes, difíciles, creativas, para los momentos “bajos” del día, durante los cuales se presentan menos urgencias y problemas que atender. Igualmente, es conveniente dejar las tareas rutinarias, las menos exigentes, para las horas “pico” o las cercanas a ellas, pues son tareas que pueden manejarse aun en medio de frecuentes interrupciones. La realización de reuniones, juntas o comités importantes es conveniente programarlas para las horas “bajas”, Igual las entrevistas importantes, las llamadas telefónicas clave.

Tomado de Manual del Curso “Self Management. Uso Sabio del tiempo y eficacia personal” de Global Leadership Consulting (2008)